D&D/OSR. El populacho, la Inquisición y el mal.

La ciudad de Cuenca esta rota por la peste y la muerte. Sus gentes atemorizadas en la parte baja de la ciudad por lo que sucede en sus barrios más elevados, trata de llevar su vida como buenamente puede.

  • Encontrar una hogaza de pan o cereal, haya donde la sequía no la ha echado a perder. Intentar cultivar y cuidar su ganado tísico.
  • Desprenderse de sus muertos. Las piras finalmente son reservadas a los infieles, y se optó por el Río Jucar para muertes por enfermedad.
  • Asistir a homilías. Rezar a Dios que pase esta miseria.
  • Cerrar las puertas de sus casas por la noche.

Aún así hay un brote de esperanza. Hace una semana, en el momento que se escriben estas líneas, ha llovido. El otoño llega. El inverno se acerca. Y algunos saben que la peste no resiste al frío.

jakub-rebelka-1346-bd

Esa profunda niebla que envuelve el centro no detiene a todos los habitantes de intentar garrapiñar y saquear bienes dejados por los muertos. Es una difícil tarea, ya que tras ese halo de silencio que envuelve esas calles, existen seres que harían enloquecer al más valiente: fantasmas, brujas, merodeadores, … No todas las personas vuelven, y las que lo hacen saben que no pueden ascender mucho más que unos pocos centenares de metros, acotando su búsqueda a las primeras casas de esa montaña.

La llegada de los pastores ha sido un presagio del mal que esta por venir a estas tierras. Pero se sabe que pueden hablar con los seres queridos fallecidos con lo que no poca gente gasta algo de su bolsillo para este fin… por supuesto esto esta penado por herejía…


La Santa Inquisición, gracias a la tortura hecha a Maria Parra ha sido el origen de este azote. Totalmente ajeno a esto, intenta imponer dentro de estas gentes el amor a Cristo a base de homilías, castigos y fuego. No pocas gentes son quemadas vivas por saberse que maldicen el nombre de Cristo, por rezar a otras deidades paganas o incluso por pagar a los Pastores. Estos últimos han empezado a ser perseguidos por la institución, al intuirse que los trae el mismo demonio. Los Pastores lejos de tener ningún miedo, aparecen en la parte baja solo al caer la noche.

Imagen relacionada

Tras el azote de la muerte, de la plaga, y del mal… la inquisición tuvo que dejar su sede junto al castillo y trasladarse al Convento de San Pablo junto a los dominicos.

Desde aquí, la iglesia impone un control férreo a los supervivientes. A pesar de que la ciudad esta casi perdida, el puente de San Pablo y la puerta de Valencia consiguen ser un punto de defensa de la ciudad ante un mal por pocos explicado pero por la santa Iglesia sabido.

Entre los castigos de estos años podemos encontrar varios:

El de 12 de Agosto de 1590, en el cual fueron castigadas con penas varias, treinta y cinco personas de ambos sexos, doce de ellas vecinas de Quintanar de la Orden, de la familia apellidada de Mora, y de él se cuentan estos terribles episodios. Maria de Villanueva, viuda de Diego Mora, se encontró en el lugar del suplicio con sus cinco hijas y un hijo, después de veintiocho meses que no se habían visto ni comunicado.
A Francisco Mora y a Beatriz, su sobrina, les descargaron tal nube de palos y piedras que les saltaron los sesos y lanzada parte de ellos sobre la ropa de un labrador arrancó el pedazo por no llevar en sí la mancha de un judío, y otro espectador quemó el capote salpicado de sangre de las víctimas.”

Imagen relacionada

Un nombre… Don Juan Fernandez Vadillo. Obispo de la ciudad de Cuenca. Tras la perdida de la mayor parte de la ciudad que tanto había costado levantar, se niega a ello. Haciendo que la inquisición no pare en su control a la población a la espera de que Dios vuelva a fijarse en este remoto punto de Castilla.

inquisicion

Don Juan y la Iglesia saben de Maria Parra, del aquelarre, y sus intenciones con las siete reliquias. Tras unos años de Caos, la iglesia y la inquisición ha empezado a replegarse. Ha pedido ayuda a las grandes ciudades castellanas. Se sabe de las siete reliquias… y que estas brujas podrían tener un objetivo mayor.

 


Y es que lo que se viene a contar en estas lineas… que a pesar del mal y la plaga …. el populacho seguía aferrándose a su lugar de nacimiento. La parte baja de la ciudad aún mantiene su vida, a la espera de que Dios en su gracia purgue aquello que habita en la montaña.

 


Ana la Roa. La bruja de Sacedón. OSR/Eirendor

OSR/Eirendor. Los hermanos Punzano.

OSR/Eirendor. Del río y la lana (III)

OSR/Eirendor. De la lana y el río (II)

Lamentations of the Flame Princess. Adaptación a Eirendor. O5R

OSR. La Plaga

 


Texto del castigo de la inquisición sacado de la revista UNED ¨Inquisición en Cuenca”

One Comment on “D&D/OSR. El populacho, la Inquisición y el mal.

  1. Pingback: LotfP. Nevanizhu. Proshchalny y su dentadura. - Decenas de Mundos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: