Warhammer 4ed. Camino a Talabheim. Sesión 2-3

Lo primero un poco de música!

Anteriores:

Warhammer 4ed. Sesión 0.5. Camino a Talabheim.

Warhammer 4ed. Camino a Talabheim. Sesión 1.

2018-09-26 08_10_01-Fantasy Grounds

Al dar buena cuenta de los que se hacían pasar por peregrinos, Everard los pasa a cuchillo, descubren en el carro que estos maleantes no solo portaban la vergüenza de bienes apropiados ilegítimamente, sino que además una niña estaba maniatada y amordazada dentro de un saco.

La niña no deja de llorar en ningún momento, solo Peligro el perro de Dietrich y Kloth son capaces de serenar un mínimo a la joven niña de cabellos dorados.

Un sobre en el carromato con el sello roto hace que el grupo pueda llegar a pensar el origen de la niña:

“La hora ha llegado para que mi hija se reúna de nuevo conmigo. Me he asegurado que el Gran Duque sabe de todo lo que he hecho por él, y que el apoya mi posición.

Después de que traigas a mi preciosa hija a casa, le declararé como mi heredera ante la corte provincial. Tras esto, moveré hilos para concertar un matrimonio con alguno de los solteros más pudientes en la corte.

Gracias por todo, Baron von Radiche”

Al lado del sobre , el grupo encuentran varias raciones de pan y agua, a punto de echarse a perder, al grupo no le importa y comparte estos alimentos. Gracias a Sigmar, esa noche no tendrían problemas estomacales. Con las raciones el grupo se queda con el carro y los bueyes.

La niña les comenta que sus padres están muertos. Dice llamarse Bianca Tun, sus padres se llamaban Gretel y Hans. Tiene 7 veranos. Estos hombres vestidos de blanco atacaron a su familia hace un par de horas. Y un par de horas más tarde el grupo encuentra todos los cadáveres en lo que parece un pequeño campo de batalla en el que solo los cuervos han salido vencedores. Kloth y Dietrich pasan de largo, evitando que la niña vea a sus padres y familia fallecidos. Sin embargo Everard y Waldemar investigan entre los cadáveres. Alguien sigue con vida al parecer.

La tía de Bianca, a punto de cruzar al reino de Morr, les pide que lleven a la niña a Herr Wilhelm Leibniz en la ciudad de Hermsdorf. Él es el administrador del Barón. Además les pide a Everard y Waldemar que por el nombre de Taal y Rhya entierren apropiadamente a los cadáveres como dicta Morr (boca abajo en una fosa). Everard convence a Waldemar que sería más peligroso el hecho de quedarse en esa posición que avanzar y buscar a alguien que sea capaces de darles un digno sepelio.

7. OSSINO.png

Un par de horas más tarde alcanzan Ossino, pueblo dedicado a partes iguales a la agricultura y al río Stir. Llegando justo cuando están cerrando las puertas, entran con un rebaño de ovejas. Allí en un pequeño templo de Taal avisan de los cuerpos y de la matanza del camino.

El grupo se retira a la taberna, llamada El Cisne Coronado, a  dar buena cuenta de un cerdo guisado y su cerveza. Allí les sirve  un tabernero flaco y de nariz ganchuda y tartamudo.

“2 peniques por pasar la noche”

SESIÓN 3

El Cisne Coronado ofrece no solo un buen cerdo al grupo sino también conversación. En la mesa contigua, un hombre pelirrojo les cuenta a otros dos compañeros, como se las gastaban los sacerdotes de Taal antiguamente en esta región. Son marineros de río al parecer por sus ropajes.

OSSINO. TAVERNA.png

El pelirrojo Moritz, bastante corpulento se acerca a hablar con ellos. Les comenta varias cosas entre ellas que su barcaza se llama La Gaviota y que van camino de Altdorf como primera instancia. Se ganan la vida con el envío de mercancías en el río Stir. Intenta mostrarse amistoso con Bianca en todo momento, lo cual para el grupo parece sospechoso.

Dietrich a la par, le camela con historias de alcantarillas, Moritz a su vez con historias de palomas. Todo queda en las ratas.

El grupo intenta conciliar el sueño a la noche. Kloth precavida había atado un cordel a la niña para mantenerla unida a ella. Sospechaba de Moritz.

Sus temores fueron enfundados cuando en mitad de la noche, el pelirrojo trata de coger a la niña en sus brazos. Sus dos compañeros le esperan en la puerta preparados. Moritz totalmente enajenado estira todo lo que puede, pero Kloth lo hace incluso más.

Peligro empieza a ladrar, despertando a Matthias, el cazador de brujas, y Dietrich.

 

Con facilidad, el grupo los reduce. Moritz llorando comenta que la niña es su hija, la perdió hace un par de años, aunque es totalmente improbable que sea Bianca. Este hombre ha pasado mucha pena este tiempo, tanto que incluso su mujer se murió de ella.

 

Al final llegan a un acuerdo: los otros dos compañeros de Moritz, Edgard y Ralf, los llevaran gratis a Lieske, y nos pagarán como si fuéramos guardias, a cambio de no avisar a la justicia de este desaguisado. El pelirrojo sin embargo los esperará aquí, no quieren viajar con él.

 

2018-09-30 17_02_40-Super Huge Detailed Map of the Warhammer Old World.png

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: